Abril Alvarenga, de 16 años de edad, habitante de Ciudad Sandino, es una joven que se destaca por su perseverancia, entusiasmo y dinamismo. Recientemente acaba de culminar con éxito su quinto año de secundaria, es lideresa de vocación y promotora comunitaria de la campaña “Cambia Ahora, Solo Hazlo”. En esta ocasión nos comparte su historia:

Antes de conocer la campaña no tenía claro de cómo ayudar a personas maltratadas o darle algún consejo. Por medio de debates escolares impulsados por la campaña "Cambia Ahora, Solo Hazlo" de FADCANIC es que conocí más sobre el quehacer de tan importante campaña. Hace dos años la directora de mi colegio me escogió para ser debatiente del centro para la prevención de la violencia y del consumo de drogas. Ser estudiante debatiente fue una experiencia muy linda en mi vida ya que aprendí tantas cosas para mi formación y la transformación de las demás personas. Agradezco las experiencias y conocimientos que he adquirido en los cuales me han invitado para poder crecer más como persona, empoderarme para ayudar a mi familia, y a las demás personas que me rodean. Ahora con todos los conocimientos y herramientas que he adquirido gracias a la campaña he podido ayudar a varias personas que han estado en peligro o han sido maltratadas o abusadas por algún familiar o vecino.

Agregar qué aprendió la joven durante el debate

Este año me gradúo de mi quinto año de secundaria, un logro que no hubiese sido posible sin el apoyo de mi mamá. Quiero estudiar psicología o medicina general, me encanta poder seguir ayudando a las personas. Gracias por esta gran oportunidad que me han dado en ser parte de esta hermosa familia que es la campaña “Cambia Ahora, Solo Hazlo” de FADCANIC.

El proyecto Mass Media Campaign for Prevention of Youth Violence and Drugs Abuse (MMC) a través de la campaña “Cambia Ahora, Solo Hazlo” tiene como meta aportar al fortalecimiento de capacidades en líderes y lideresas comunitarias a través de procesos de formación, capacitaciones y encuentros vivenciales, con la finalidad que sean agentes de cambio que sensibilicen a la población sobre el impacto de la violencia y que visionen nuevas prácticas de vidas saludables y pacíficas.

Abril Alvarenga es una joven que demuestra que no existe edad para ayudar, con su disposición y perseverancia ha logrado acompañar y dar seguimiento a adolescentes que han sido víctimas de violencia en su colegio y su comunidad.

“Una tiene que ayudar a su familia antes de ayudar a la gente de afuera. Tengo que estar bien yo primeramente para poder ser capaz de ayudar a las demás personas”, Abril.

Historia de Éxito: Ana Julia Jackson, docente de secundaria y promotora comunitaria

El proceso de los debates escolares, realizado desde el proyecto “Mass Media ...

Bilwi: Familias de la comunidad de Tuapi con mayores herramientas para prevenir el consumo de drogas

La familia es la base fundamental para transmitir valores y aprendizajes ...

© Copyright 2015. Desarrollado por SIMAS